Una dieta equilibrada debe constar de los siguientes alimentos: el más común, es un balanceado, listo para el consumo de estas mascotas con todo lo que ellos necesitan, y que pueden conseguir en nuestra tienda de mascotas .Lo ideal es guardarla en un lugar seco. Si por alguna razón se nos humedece, hay que desecharla, ya que podría enfermar a nuestra mascota. También pueden consumir, frutas frescas, verduras, frutos secos, semillas de girasol, maíz, alfalfa, entre otros. Las frutas (manzana, banana, naranja) y verduras (calabacín, apio, lechuga, pepino) les proporcionarán vitaminas y las semillas la fibra que necesitan. Es importante lavar muy bien las frutas y verduras antes de dárselas, ya que pueden contener pesticidas. Si le vas a dar un alimento nuevo, hay que hacerlo de a poco, para que se vaya acostumbrando al mismo y no perjudique su digestión. En su alimentación no debe haber ni sal ni grasas, ya que no suelen tolerar estos alimentos, tampoco sobras de comidas. El chocolate, perejil, la uva y la remolacha, también pueden caerle mal.