Los terafósidos son una familia de arañas migalomorfas propias de los países tropicales. En los países hispanohablantes de América se las conoce como tarántulas y arañas pollito, al igual que a los miembros de la familia Dipluridae. Actualmente muchas especies de tarántulas terafósidas y diplúridas son comercializadas como mascotas exóticas en tiendas especializadas. Su alimentación está basada en diversos insectos, desde saltamontes y cucarachas, hasta roedores. Esta dieta contiene un alto grado de proteínas que ayudan a la tarántula a tener un exitoso cambio de piel, además, puede permanecer de 3 a 5 días sin alimento alguno. El cambio de exoesqueleto ocurre aproximadamente 2 veces por año y es un proceso bastante delicado, ya que si no se hace una adecuada reconstrucción de su hábitat natural, la tarántula puede ser más susceptible y morir. Un factor muy importante a considerar es el clima, pues debe encontrarse de preferencia en lugares cálidos o templados, por lo que si la temperatura es baja, es recomendable el uso de una placa térmica o un foco.
PROHIBIDA SU VENTA POR SER FAUNA EN PELIGRO DE EXTINCIÓN