El conejo de orejas caídas como mascota es muy popular en muchos países. Es un animal inteligente, sociable, buen compañero, se adapta fácilmente a distintos ambientes y es agradable para convivir. Puede aprender a hacer sus necesidades en una bandeja sanitaria al igual que los gatos. Además el conejo no transmite ninguna enfermedad a los humanos. Su mantenimiento es mucho menos costoso que el de otras mascotas; come entre 4 y 5 veces menos que un perro pequeño o un gato y solo el doble que un hámster. Una de las razas de conejos más populares es el Holland lop. Esta es una raza de conejos adorable. Tienen una personalidad tranquila, son cariñosos, atractivos y los más pequeños entre los conejos de orejas caídas. Su peso ideal es de 1,5 kg, y no superan los 1,8 kg en los ejemplares más grandes. La raza fue creada mediante cruzamientos entre conejos holandeses enanos, English lop y French lop y se perfeccionó hacia 1955. Son juguetones y activos, por lo que necesitan una jaula más espaciosa de lo que su tamaño pequeño aparenta. Es una buena opción para alguien que nunca ha tenido un conejo como mascota, pues son encantadores. Las hembras pueden ser asustadizas e inquietas y hay que manejarlas con delicadeza. A pesar de su tamaño, el aspecto de su cuerpo es macizo y musculoso. Sus hombros y pecho son anchos y bien rellenos, así como los cuartos traseros. Las patas son cortas, musculosas, con huesos fuertes para el tamaño del animal. La cabeza es de aspecto redondeado, con un cuello corto, casi ausente. Las orejas tienen forma de campana y son cortas, no más de 3 cm por debajo del mentón. El pelaje es denso y corto, con diferentes variedades de colores. En las exposiciones se los muestra en dos categorías: de manto liso, sin manchas, y manchados. La dieta es muy sencilla, basta con alimento balanceado en forma de pellets, el cual preferentemente esta compuesto de alfalfa. También se le puede dar pasto fresco de vez en cuando, y es bueno que cuenten con un bebedero a su alcance. Nuestros conejos son criados por nosotros mismos, a los 35 días son traídos de nuestro criadero a la tienda para la venta.